El confinamiento y el aislamiento social provocado por el contexto de emergencia sanitaria están agravando, en ocasiones, las situaciones de soledad que ya vivían muchas personas mayores.  Y de ello se alertó en la webinar‘La soledad en las personas mayores’, un encuentro virtual impulsado por la Fundación La Caixa


Según una encuesta realizada durante el confinamiento y dirigida a personas que participan en el Programa de Personas Mayores de la Fundación La Caixa, la prevalencia de la soledad se situaba en el 54,04%. Se trata de una cifra al alza en comparación con la prevalencia detectada en la encuesta que se realizó en el marco del programa ‘Siempre acompañados’ en 2018, que estimaba un 39,8% de soledad emocional y un 29,1% de soledad social en este colectivo. Además, el último estudio realizado por esta entidad revela que más del 34% de las personas encuestadas reconoce haber tenido pensamientos negativos durante la pandemia y haber sentido tristeza, ansiedad y desazón.


Con el objetivo precisamente de detectar posibles situaciones de soledad en las personas mayores, ‘Siempre Acompañados’ puso en marcha la acción ‘Llama a la puerta’, una iniciativa impulsada en los territorios en los que se despliega el programa y que nace con la voluntad de concienciar sobre la realidad de la soledad y la importancia de crear vínculos, con la intención de no invisibilizar ningún caso de soledad. 
Como se puso de manifiesto en este encuentro virtual, no existe una soledad única, sino que se trata de un fenómeno muy diverso. Sobre ello ahondaron dos profesionales conocedores de este ámbito: la doctora en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Autónoma de Madrid, María Márquez, y el gerontólogo Javier Yanguas, director científico del Programa de Personas Mayores de la Fundación La Caixa.


“Estoy convencida de que sí hay que llamar a la puerta y acercarnos a todas esas personas que viven en soledad. Esa llamada puede ser el empujón que tantas personas necesitan para movilizarse y salir de esas inercias que se perpetúan a causa de la soledad”, exponía Márquez. 
Por su parte, Yangas apuntaba a que “vulnerabilidad y soledad tienen una relación bastante íntima y compleja”. A ello, añadió, se suma el tercer vértice del triángulo: los cuidados. “Son conceptos que están muy relacionados”, dijo.
En este sentido, Márquez adelantaba que mostrar esa vulnerabilidad y aprender a gestionarla es, precisamente, es clave para comprender la soledad y evitar muchos casos. “La situación actual que estamos viviendo por la Covid-19 nos está ayudando a visibilizar esa vulnerabilidad porque entender nuestra vulnerabilidad nos ayuda a entenderla en otros”, expresó la psicóloga.
Asimismo, Yanguas hacía referencia a otro concepto sobre el que que se debe profundizar: el sentido de la vida. “Es relevante atender a la soledad existencial, esa que tiene que ver con nuestros valores y con sentirnos incomprendidos”, comentó. “En este tema, creo que la Gerontología y la Psicogerontología tenemos una asignatura pendiente importante” , añadió el experto. 
En este sentido, ambos profesionales coincidieron en lo decisivo de, además de esa creación de vínculos, de tener un proyecto de vida.

Deje un comentario

Empresa a la vanguardia en la prestación de servicios sociosanitarios a domicilio. Atendemos tanto a personas que presenten una dependencia temporal o permanente, como a personas independientes, adaptándonos a cualquier tipo de necesidades que puedan surgir.

A10web.es © 2022. All Rights Reserved.