Qué es la Ley de la Dependencia

La Ley de la Dependencia 39/2006 14 de diciembre, entró en vigor el 1 de enero de 2007. Fue aprobada con el fin de fomentar la ayuda y protección a las personas con falta de autonomía ya fuere física, mental, intelectual o sensorial que necesitan ayuda en las actividades básicas de su vida diaria (ABVD) u otros apoyos para su autonomía personal.

Para poder llevar a cabo la Ley de Dependencia se creó  el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) y el Consejo Territorial del SAAD para acordar el marco de cooperación entre las instituciones públicas.

Las ayudas o prestaciones que genera la Ley de la Dependencia son de carácter económico y de servicio.

¿Qué Servicios ofrece la Ley de Dependencia?

En el art. 15 de la Ley se especifican los distintos tipos de atención que se ofertan:

  • Los servicios de prevención de las situaciones de dependencia y los de promoción de la autonomía personal
  • Servicio de Teleasistencia
  • Servicio de Ayuda a domicilio
  • Servicio de Atención Residencial:
    • Residencia de personas mayores en situación de dependencia
    • Centro de atención a personas en situación de dependencia, en razón de los distintos tipos de discapacidad

Los servicios son incompatibles entre síexceptuando el servicio de Teleasistencia pues éste se puede compaginar con el servicio de Prevención de las Situaciones de Dependencia, de Promoción de la Autonomía Personal, de Ayuda a Domicilio y de Centro de Día y de Noche.

Las prestaciones no son gratuitas, existe una cuota mensual. El importe se calcula teniendo en cuenta la renta percibida y el patrimonio que posea la persona que solicite dicha prestación.

¿Cuáles son los Grados de Dependencia?

Los Grados de Dependencia son tres:

  • Grado I o Dependencia moderada. Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día
  • Grado II o Dependencia severa. Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requieren el apoyo permanente de un cuidador
  • Grado III o Gran Dependencia. Personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y por su pérdida total de autonomía, necesitan el apoyo indispensable y continuo de otra persona

¿Cómo se mide el Grado de dependencia?

A través de un baremo, éste es único en todo el territorio español.

En el baremo se basa en una serie de preguntas y en la observación directa. En él se valorarán las facultades de la persona para desenvolverse en las tareas básicas,  las necesidad de apoyo y supervisión para su realización por personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, situaciones en que puedan tener afectada su capacidad perceptivo-cognitiva. En estos casos el baremo se aplicará en forma de entrevista, además de la persona a entrevistar habrá otra persona más conocedora de la situación.

Las Comunidades Autónomas son las que deciden los órganos de valoración. Éstos emiten un informe sobre el Grado especificando los cuidados que el dependiente pueda necesitar.

La valoración se realiza en el entorno donde se encuentra la persona dependiente, y así se determina el Grado de Dependencia comprobando in situ las dificultades que pueda tener el dependiente en el lugar donde se desenvuelve.

La resolución puede tardar hasta seis meses.

¿Es revisable el Grado de dependencia?

El Grado de Dependencia es revisable en caso de que la persona dependiente o sus cuidadores tengan constancia de que necesita más ayuda.

¿Cuál es el tipo de prestaciones económicas que se otorgan?

  • Vinculada al Servicio
  • Económica de cuidados en el entorno familiar y de apoyo a los cuidadores no profesionales
  • Económica de asistencia personal

Los servicios de valoración, la prescripción de servicios y prestaciones y la gestión de las prestaciones económicas se efectuarán directamente por las Administraciones Públicas”.

Los Servicios Sociales establecen un Programa Individual de Atención (API) es el que decidirá las modalidades de intervención más adecuadas para la persona dependiente.

¿Qué condiciones se han de cumplir para acceder a la Ley de Dependencia?

  • Ser español
  • Ser dependiente en alguno de los Grados de dependencia ya establecidos
  • De cualquier edad, para los menores de 3 años existen baremos especiales
  • Habitar en el territorio español y haberlo hecho durante 5 años, 2 años deben ser anteriores a la solicitud de la prestación.

¿Cómo se solicita para optar a la Ley de Dependencia?

  • Se ha de cumplimentar el documento de solicitud correspondiente
  • Fotocopia compulsada del DNI de la persona dependiente
  • Certificado de empadronamiento
  • Informe de la salud del dependiente
  • Original y fotocopia de la solicitud y reconocimiento del Grado de dependencia
  • Original y fotocopia del reconocimiento de gran invalidez.

En caso que la documentación la presente otra persona será necesario:

  • Fotocopia del DNI del representante legal

La documentación se ha de entrega en el Órgano Gestor de la Comunidad Autónoma donde resida la persona dependiente, en cualquier oficina del IMSERSO,…

Cada Comunidad Autónoma requiere informes distintos para su presentación, por ello se ha de informar en el Órgano Gestor competente para saber los papeles a entregar.

Deje un comentario

Empresa a la vanguardia en la prestación de servicios sociosanitarios a domicilio. Atendemos tanto a personas que presenten una dependencia temporal o permanente, como a personas independientes, adaptándonos a cualquier tipo de necesidades que puedan surgir.

A10web.es © 2022. All Rights Reserved.